¿ Qué es el Ajedrez de Colores ?


El Fers, es un desafío mental, un juego de estrategia para dos, tres o cuatro jugadores, es un juego muy especial porque el tablero de juego tiene vida, desde él parten todas las funcionalidades de juego, se generan miles niveles  y sorprendentes escenarios de juego.


Imagínate un tablero de ajedrez al que hemos dividido en cuatro, cada una de estas partes o minitableros, tienen casillas que pueden cambiarse de posición, justo antes de empezar a jugar, pero además estas casillas pueden ser de distintos colores, cada uno de estos colores definen la capacidad de movimiento de cualquier figura, pieza u objeto que situemos encima, es decir el color decide como moverse en el juego, nos vamos convirtiendo en distintas figuras de Ajedrez según el color de la casilla en la que nos situemos, nos movemos y nos convertimos de nuevo en otra figura. Es más fácil de lo que parece, pero se puede complicar bastante.

Podemos configurar los niveles de juego, ampliando el número de minitableros, combinando la configuración de las casillas, ampliando el número de colores de las casillas y el número de piezas, figuras o personajes, ásí como el número de jugadores en una partida. SORPRENDIDO?










 


¿ Cómo se juega al Ajedrez de Colores ?

Antes de empezar a jugar puedes elegir el tamaño del tablero de juego. Puedes decidir además el número de colores de las casillas de los tableros, para aprender y memorizar los movimientos. Puedes elegir tableros con casillas de colores, colocadas automáticamente de forma aleatoria. Si quieres puedes CONFIGURAR tu mitad del tablero, por turnos los dos jugadores decidirán la posición de las casillas de colores, pero sólo de su mitad del tablero más cercana. Puedes elegir la duración de la partida 5, 15, 30 o 60 minutos. Una vez elegido el tamaño del tablero y la configuración de las casillas de colores, ya puedes empezar a jugar. De inicio todos los Peones están sobre las casillas blancas de las dos primeras filas más cercanas a cada jugador y mueven como Reyes, para empezar a jugar deberás elegir tu LÍDER. La partida termina cuándo uno de los dos jugadores convence (da jaque mate) a peón contrario LÍDER. Las casillas pueden ser de distintos colores, cada uno de estos colores define la capacidad de movimiento de cualquier Peón que situemos encima, es decir el color decide como moverse en el juego, nos vamos convirtiendo en distintas figuras de Ajedrez, Dama, Rey, Alfil, Torre y Caballo, movemos según la figura que somos y nos iremos convirtiendo de nuevo en la misma o en otra figura.

¿ Por qué el Ajedrez de Colores se llama FERS ?



La Dama del Ajedrez normal, también llamada FERS, no lo ha tenido fácil, en sus inicios no existía, en su lugar, al lado del Rey, estaba el Visir, Firzán, el consejero, una figura con muy poca y casi nula capacidad de movimiento. 

A lo largo de los siglos esta figura ha ido metamorfoseándose; este cambio no fue inmediato, culminó en España, durante el Renacimiento, cuándo las mujeres empezaban por fin a adquirir algo de protagonismo, cuándo la Reina Isabel la Católica, permitió a la Dama de Ajedrez el poderío de personalidad y de movimiento que ahora posee en el Ajedrez normal, es a partir de ese momento cuando el Ajedrez empieza a mejorar aún más en estructura, en agilidad de movimientos, ampliándose así las situaciones y estrategias de juego. 

Esta metamorfosis que sufrió nuestro visir en mujer, este desarrollo de poder, de distinción y de reconocimiento, dignifica a todas y cada una de la mujeres de nuestra historia, es por eso por lo que el Ajedrez de Colores, ejemplificará su esfuerzo, su sacrificio y su trabajo, escenificando en el juego un modelo de igualdad de derechos, deberes y oportunidades.




Fers el Ajedrez de colores y la educación

Si partimos del convencimiento que el juego es el mejor principio educativo, podría afirmar que jugar es la mejor forma de aprender, por lo tanto,  aprender a jugar debería ser  aprender a vivir.
El Fers, el Ajedrez de Colores  nos ayuda a resolver problemas, a tomar decisiones, a aceptar las normas, a entender el sentido de la responsabilidad, pero también cada jugador mejora desde el primer día su atención y concentración,  su capacidad de análisis, su razonamiento y entre otras habilidades cognitivas  mejora su creatividad y su imaginación.
EL Ajedrez de Colores es una herramienta cognitiva para que los alumnos interpreten su personalidad, su condición, su relación con los demás y con ellos mismos, para que entiendan que ser diferentes es una oportunidad, para que comprendan como asumir lo que son y buscar sus oportunidades...
Este juego nos enseña que en el tablero de juego como en la vida, las circunstancias en las que no tenemos que desenvolver cambian cortantemente. El tablero del Fers puede cambiar, puede transformarse en distintos escenarios de juego totalmente diferente, permitiendo espacios de juego nuevos, por un lado adaptados a las características de lo jugadores y por  otro, sorprendiéndonos porque justo antes de empezar la partida los contrincantes pueden crear un nuevo tablero de juego, totalmente desconocido hasta ahora por ambos, como sucede cada vez que salimos de casa sin saber lo que nos depara el futuro pero con la convicción de que estamos preparados para afrontar todo lo que surja, porque sabemos que las situaciones en las que tenemos que desenvolvernos cada día cambian continuamente, tenemos que ser capaces de utilizar bien las herramientas que tenemos, que hemos aprendido y que seguimos perfeccionado.
El Fers como la vida misma  permite cambiar el terreno de juego, obligando a los jugadores a tener en cuenta el espacio, el tiempo, sus habilidades cognitivas y la utilización de los recursos disponibles para ganar la partida.
El Fers es un reflejo de nuestra sociedad actual, de nuestros valores de democracia, de igualdad entre todos los hombres, sin diferencias y con las mismas oportunidades, es un juego que representa un modelo más acorde con la sociedad actual en la que vivimos, donde enseñamos y transmitimos valores de superación y  autorrealización, donde prima  querer ser lo que queremos ser, sin que nuestro origen, naturaleza, raza, condición física o psíquica nos clasifique y nos señale la dirección que debemos seguir el resto de nuestras vidas.
El marco teórico y filosófico del Fers ejemplifica una sociedad actual moderna, las casillas configuran un mundo cambiante lleno de oportunidades, en las que cualquier persona (peón) sea como sea, puede aprender a desarrollar todo su potencial participando e interactuando social y activamente en su comunidad.

Utilicemos entonces el FERS para transmitir al mundo entero que la INTELIGENCIA, LA CREATIVIDAD y la ORIGINALIDAD (el progreso), la IMAGINACION (distinción humana), el EQUILIBRIO  (la naturaleza) y la JUSTICIA y EL RESPETO (el conocimiento), son y deben ser conocimientos y habilidades aprendidas y entrenadas, a través del JUEGO; para poder utilizarlas habitualmente en la vida de todos y cada uno nosotros, para conseguir que nuestro mundo se llene de GENIOS, que puedan construir un futuro justo, lleno de oportunidades, las mismas para todos, donde la diversidad no nos diferencie y donde el progreso esté en equilibrio con nuestras vidas y con todo lo que nos rodea.

Podemos mejorar nuestras inteligencias, para que nos ayuden a conocernos mejor y a desenvolvernos mejor en la vida actual. 

Un genio ni es blanco ni es negro, ni alto ni bajo, un genio no nace, se hace… jugando con mil amigos,  jugando con cien maestros. 

Fers el Ajedrez de colores y las habilidades cognitivas



Quizás la educación nos debiera enseñar a pensar, a descubrir como utilizar la mente de la manera más efectiva, de modo que desde pequeños podamos sacarle mayor partido a la vida y ofrecer más a todos los que nos rodean. El Ajedrez de Colores permite el aprendizaje y el entrenamiento de las habilidades de pensamiento; sabemos que la inteligencia, en su sentido más amplio, implica más que la capacidad de resolver problemas abstractos o CI ( Coeficiente Intelectual), es decir, la habilidad para responder a las cuestiones de un test de inteligencia, no es suficiente; aunque sabemos de su componente genético, del vinculo biológico de la inteligencia, no nos podemos detener aquí, la inteligencia o las inteligencias, como defienden muchísimos eruditos en el tema, y  desde el Fers, nos unimos a esa definición más amplia; definimos la inteligencia como una serie de competencias que nos permiten:
Resolver problemas con soluciones de valor
Conocernos mejor a nosotros mismos
Conocer y relacionarnos mejor con el mundo que nos rodea
Conseguir los objetivos vocacionales y las aficiones que nos hagan más felices
Elaborar productos importantes en nuestra comunidad.

En definitiva la inteligencia es una interacción entre los vínculos biológicos y las oportunidades de aprendizaje, el Fers es un vehiculo transformador que puede estimular la resolución de problemas, una herramienta educativa donde  aprender con situaciones lúdicas a enfrentarse mejor a la vida. Sabemos que  transferir todo lo aprendido en un juego y relacionarlo con la vida, no es tan fácil, esto es la piedra angular de la educación, aprender a aprender, no seremos nosotros los que aporten la solución al fracaso escolar, pero no cabe duda que desde el Ajedrez de Colores, podemos ayudar a que el alumno abstraiga e interiorice las habilidades matacognitivas e intente transferirlas o utilizarlas en su propio aprendizaje.

Desde el Fers, El Ajedrez de Colores, ponemos en escena procesos metodológicos de pensamiento e intentaremos que el alumno los transfiera a otras áreas de conocimiento, asumiendo que muchos jugarán a este juego, pero el efecto sobre su inteligencia será siempre personal e imposible de ser generalizado aunque si partimos que el acto de pensar es libre, gratuito e ilimitado y que bien utilizado es lo único que ha hecho grandes a los seres humanos.
¿De qué estamos hablando? Hablamos de:
Tomar decisiones, asumir las derrotas, resolver problemas de forma estructurada y creativa, ordenar, clasificar y asignar los recursos, gestionar positivamente las amenazas, seleccionar atributos y organizarlos, planificar odernadamente a corto y a largo plazo, trabajar y cooperar en grupo con un fin común, definir objetivos, asumir responsabilidades, aprender a ayudar, calcular probabilidades, evaluar posibilidades, elaborar preguntas como fuente de respuestas y soluciones ( causa y efecto), extraer soluciones esenciales, aprender de los errores, buscar opciones, diferenciar lo importante de lo urgente, reconocer patrones, sacrificar  para conseguir la iniciativa, sobreponerse a los perjuicios, encontrar situaciones claves, resolver conflictos asertivamente, asumir compromisos, darse cuenta de la vulnerabilidad y de la ivencibilidad, gestionar riesgos, adquirir memoria a corto y a largo plazo, diferenciar las realidades estables y cambiantes…etc.

Quizás el Fers, el Ajedrez de Colores ayudará a convertir a nuestros niños y jóvenes de la era digital, de esta era conceptual, a sobrevivir y a prosperar en este nuevo mundo que emerge.






El Ajedrez de Colores y las Artes Plásticas, por Carla Castaño Maidana

El arte para las personas significa un medio de expresión que realizan naturalmente y en forma de juego en el que vuelcan sus experiencias, emociones y vivencias. Muchas veces descubriremos que el niño se expresa gráficamente con más claridad que en forma verbal siendo una actividad de la que disfrutan enormemente. Desde el fers, ajedrez de colores buscamos que los niños y adolescentes se identifiquen con el, escenificándose a si mismos dentro del juego.
Cómo?
Así como el tablero del fers cambia su configuración, los peones del ajedrez de colores también se trasforman adquiriendo los rasgos propios de cada individuo por medio de sus propias creaciones. Ya que el fers, ajedrez de colores posibilita las herramientas para que el juego sea  un medio de expresión y comunicación de sus propias vivencias, un lenguaje del pensamiento. La expresión de cada individuo se vincula a su desarrollo y a su cambio. Por medio de la creación distintiva de cada peón, el individuo cuenta, informa sus impresiones de los objetos, de su propio ser, a veces de forma más clara que verbalmente, jugando con la formas en el espacio, construyendo la realidad. Esto nacerá de la manipulación de diversos materiales:
     La arcilla, la pasta dash, fimo, el papel mache son ejemplos claros para la manipulación de materiales para su  modelado, con las cuales se podrían realizar los peones, y una vez listos los modelos realizar el decorado con distintos tipos de pinturas. 
 El tallado sobre madera, yeso, o material blando también es un recurso al cual se puede acudir para la experiencia creativa del fers.  
  Los distintos tipos de papel como la cartulina o papeles estampados son materiales con los cuales se pueden realizar técnicas como el origami ( plegado de papel)  dando como resultado un equipo de grullas del ajedrez de colores por ejemplo.
  El  fers y la naturaleza:    Es fundamental fomentar en los niños la conciencia cómo reducir los daños a la naturaleza, y cómo pueden reciclarse los materiales en lugar de desechar todo como ocurre generalmente en las sociedades de consumo. Materiales reciclados, los cuales se encuentran al nuestro alrededor, desde los espacios públicos hasta dentro de nuestro hogar.  Cajas, telas, bolsas, botellas, etc. El fers invita a ver el potencial de cada material a reciclar para realizar una creación artística con la cual pueden jugar. Todos pueden hacer un peón, en fers, ajedrez de colores, todo lo que puedan utilizar para crear un peón súper original de corchos, tapitas de dentífrico o lo que se les ocurra, es valido, ya que en el medio ambiente hay miles de herramientas y materiales con los que se puede construir un equipo de ajedrez. 

El Fers permite una actividad lúdica donde las actividades plásticas representan un juego, estimulan el desarrollo motriz y se convierten en acciones útiles para la enseñanza de otros conocimientos, en ellas intervienen sensaciones, percepciones y como no...el pensamiento creativo.